lunes, 19 de abril de 2010

Entre sábanas, almohadas, y sueños...

Ella no lo sabía... Ni siquiera lo sospechaba... Pero cada noche, él visitaba sus sueños, le leía un poema, le cantaba una canción desafinando en la nota Fa, y le robaba un beso... Ella no lo sabía... Pero ese era el motivo que la hacía amanecer con una sonrisa esbozada entre sábanas, almohadas, y sueños...

3 comentarios:

andrés dijo...

nada mas rico que robarse un beso en medio del sueño. Un beso que no busque reconocimiento, solo existir.

buen post fren, saludos

Palas dijo...

OMG esta genial esto babe!!!

Mariana dijo...

Aww si esto esta mucho más que bien.